Restaurar la impermeabilidad

Para evitar que los líquidos (“la humedad exterior”) saturen el tejido exterior de las prendas, las prendas GORE-TEX® y los productos WINDSTOPPER® seleccionados se tratan con un polímero hidrófugo y ultraligero que se aplica sobre el tejido. La repelencia al agua hace que el agua se acumule sobre el tejido y se deslice sobre éste en lugar de ser absorbida.

Sin embargo, el tratamiento hidrófugo no es permanente. El uso regular de la prenda y su exposición a la suciedad, los detergentes, los repelentes de insectos y otras sustancias contaminantes pueden reducir la vida útil del producto. Las buenas noticias son que es fácil reactivar y restaurar la repelencia al agua de las prendas.

Cómo reactivar y restaurar la repelencia al agua:

Prendas técnicas GORE-TEX®, Soft Shell WINDSTOPPER® y pantalones WINDSTOPPER®

Tan sólo es necesario lavar, aclarar y poner la prenda en la secadora siguiendo las instrucciones del fabricante. El lavado elimina las sustancias contaminantes, mientras que el calor de la secadora ayuda a reactivar el tratamiento hidrófugo de la superficie del tejido.

Si el agua no se acumula y descompone sobre la superficie de la prenda lavada y secada, esto significa que el tratamiento hidrófugo ha llegado al final de su vida útil. No obstante, se puede restaurar la repelencia al agua de la prenda con un polímero hidrófugo.

Gore recomienda aplicar una solución tópica para restaurar la impermeabilidad de los tejidos exteriores. La solución de restitución hidrófuga a base de fluorocarbono (FC) debe estar destinada para su uso en prendas transpirables.

Prendas ignífugas y termorresistentes GORE-TEX®:

Se recomienda la aplicación de un tratamiento regular con resina de fluorocarbono (FC) en el último aclarado. El calor posterior del secado en secadora o del planchado activa el tratamiento. Este proceso amplía la vida útil de las prendas de protección.

El tratamiento no afectará al rendimiento de la membrana GORE-TEX®.

IMPORTANTE: El tejido exterior retiene su función de protección ignífuga y termorresistente aunque no se trate con fluorocarbono y su repelencia al agua se haya deteriorado con el tiempo. Sin embargo, la suciedad sobre el tejido exterior podría reducir esta protección ignífuga y termorresistente. (Consúltese: MANTENIMIENTO REGULAR).

Calzado GORE-TEX®:

La mayoría de los aerosoles para el calzado pueden utilizarse para mejorar la impermeabilidad del calzado GORE-TEX® cuando la capa exterior ha desaparecido o se ha gastado debido a su uso continuado. Estos tratamientos no afectarán al forro GORE-TEX®.

Comprueba siempre primero las instrucciones de cuidado del fabricante en la etiqueta del calzado.